martes, 15 de mayo de 2012

Y vuelve a nacer el Corpus en Granada (1883)


Seco de Lucena, padre, detalla con cariño sus recuerdos del Corpus desde 1883 a 1936 en sus "Memorias de Granada".

"La costumbre tradicional, implantada por los monarcas conquistadores, cuyo deseo fué que los granadinos se divirtieran como locos en la conmemoración por ellos instituida, y para la cual asignaron rentas especiales, persiste en el corazón del pueblo, que se entrega locamente en estos días a toda clase de lícitas diversiones".



En 1883, la provincia de Granada pasa por un mal momento. En las calles deambulan obreros del campo sin trabajo. La pobreza extrema está presente en la capital y para el periodista Seco de Lucena una de las maneras de contrarrestar esta triste situación es traer a Granada "turistas" creando eventos exepcionales para dar un empuje a todos los sectores de la artesanía granadina. De ahí la iniciativa del Defensor de buscar fechas históricas, como la toma de Granada (1881), al IV centenario del descubrimiento de América (1891), la coronacíon de Zorrilla (1889),..., para en sus páginas buscar los apoyos necesarios en las insituciones con el fin de atraer riqueza y alegría.



En 1882 a iniciativa del ayuntamiento deseoso de ver resurgir las fiestas del Corpus de sus cenizas, pues llegaron incluso a suspenderse o verse reducidas a iluminaciones en la plaza Bibarrambla, y viendo que la prensa local se implica claramente en esta dirección, propone incluir en los presupuestos una dotación para las festividades.

Artículo publicado en EL Defensor el 21/02/1883 y firmado por Elías Pelayo Gómiz, José Gómez Tortosa, Abelardo Martínez Contrera, Agustín Caro Riaño, José de Lacalle y Luis Seco de Lucena.










Carocas:




Luis Seco de Lucena Paredes, hijo será nombrado Comisario del Festival de Música y danza de Granada en los años 60.

No hay comentarios:

Publicar un comentario